Nunca invertimos en ladrillo. Sabemos lo que pasa

El presidente de Caja de Arquitectos (Arquia), Javier Navarro / SAMUEL SÁNCHEZ

El presidente de Caja de Arquitectos (Arquia), Javier Navarro / SAMUEL SÁNCHEZ

Javier Navarro (Zaragoza, 1948) es presidente de la cooperativa de crédito Caja de Arquitectos, Arquia. Habla con calma en su sede de diseño y apenas oculta su orgullo por haber sobrevivido con nota a la mayor crisis inmobiliaria de los últimos 60 años. Tanto Navarro como todo el consejo de administración de Arquia son arquitectos. Ese conocimiento extraordinario del ladrillo en todas sus formas, algo que les faltó a la mayoría de los banqueros, les ha salvado de ser una víctima más de la crisis inmobiliaria y financiera. “Invertimos en deuda pública; la banca clásica funciona”, resume.

Pregunta. ¿Nunca invirtieron en el ladrillo?

Respuesta. Solo dimos préstamos para hipotecas de primera vivienda, pero no invertimos nada en promoción inmobiliaria. Siendo del ramo sabemos lo que pasa. Muchos han ganado muchísimo dinero, pero el sector inmobiliario como te enganche con el ciclo cambiado…Algunos competidores entraron porque prestaban con márgenes bajos a los promotores que obtenía enormes beneficios… y quisieron esos réditos.

P. ¿No tuvieron dudas y debates cuando veían que algunos, muy cercanos a los arquitectos, ganaban el 20% anual con sus inversiones inmobiliarias?

R. Tuvimos pocas tentaciones. Participábamos indirectamente a través de los créditos a los socios y no queríamos riesgos directos.

P. ¿Esos créditos les han traído morosidad?

R. Sí, el ratio es del 12,8%, es alto. Hemos retasado los créditos a la baja para estar más seguros. El crédito cayó un 9% en 2013.

P. ¿Ayudaron a los socios en apuros?

R. Sí. Les dimos refinanciaciones y no ejecutamos a nadie. Dar facilidades es parte de nuestra función como cooperativa.

P. ¿Dónde colocaron los 1.700 millones de liquidez?

R. Casi todo en deuda pública. Y nunca la vendimos, ni en plena tormenta. Ahora tenemos 70 millones en plusvalías latentes. Apostamos por este país y nos fue bien. La banca clásica funciona. La deuda nos genera rendimientos de unos 30 millones anuales.

P. Son un bicho raro: cooperativa urbana, formada por los Colegios de Arquitectos y la Hermandad en 1983… dicen ser especialistas “en la problemática financiera de los arquitectos”… ¿Es así?

R. Creemos que sí. Quizá por eso hemos aumentado 2.755 socios en 2013, en plena crisis, y ya somos 26.600, aunque 108.000 clientes en total. No cobramos comisiones, remuneramos bien el pasivo y tenemos una buena banca por Internet. En 2013 ganamos 5,6 millones, un 25% más.

P. ¿Todos los clientes tienen que ser socios y arquitectos?

R. No. Cualquiera puede serlo aunque les ofrecemos que compren una participación que cuesta 300 euros.

P. Dicen que futuros cambios legales obligarán a las cooperativas a ser bancos. ¿Les gustaría?

R. Preferimos no ser bancos porque no damos dividendos: remuneramos el capital al 3% anual. Somos una entidad muy solvente y la estructura cooperativa nos quita presiones.

P. ¿Dónde va el beneficio?

R. A reservas, pagar al capital y el 30% a sostener la Fundación Arquia, la mejor del mundo en arquitectura: editamos libros, películas, damos becas a jóvenes, convocamos concursos y ayudamos a los que terminan la carrera.

P. Parece una caja benéfica…

R. No, somos financieros, pero ayudar a los arquitectos es parte de nuestra labor.

 

Fuente: economia.elpais.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sobre ASEMAS

 

ASEMAS es una Mutua de Seguros y Reaseguros a Prima Fija, fundada en el año 1983 por acuerdo unánime de todos los Colegios de Arquitectos de España, con el objeto de garantizar la responsabilidad civil profesional de los Arquitectos.

Anuncios

Acerca de Arquitectos Noticias

ASEMAS La Mutua de los Arquitectos
A %d blogueros les gusta esto: